! Feliz Navidad y bendecido año 2019 en unidad familiar, siendo sembradores de paz!

“Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad”. (Jn 1, 14) 

En Navidad celebremos el amor de Dios que se hizo hombre para abajarse a nuestra realidad humana. Hoy nace de nuevo, establece su morada allí donde el corazón está despierto, donde hay un espacio ordenado y bien dispuesto, nace en ti, en mí, en cada hermano que encontramos en el camino que recorremos.

 Celebremos con gozo este acontecer de Dios en la vida, en el nuevo año que se aproxima; dejemos que el amor, la fe y la esperanza se conviertan en “Palabra” y en luz que iluminen toda tiniebla. 


En navidad, Jesús es el mejor regalo

Finalizar un año de labores escolares es motivo de alegría y gratitud.

Ahora dedicaremos tiempos sosegados para compartir en familia y recibir a Jesús que nace en el pesebre de Belén. Él quiere nacer en cada corazón, él se manifiesta en los gestos de solidaridad y servicio que brindemos a las demás personas.

Que al celebrar la navidad sea un tiempo para compartir en familia, para la reflexión, para hacer inventario de la vida y por qué no, para reconciliarnos con quien tengamos rotas o fracturadas las relaciones.

Navidad es tiempo para el encuentro, para crecer en humanidad y en fraternidad, para regalarnos tiempo, escucha, compañía.

Caminamos confiados en la certeza de la compañía entrañable e incondicional de Dios, con el no tenemos miedo, todos y todo nos puede fallar, él es siempre fiel, asegura y sostiene nuestros pasos.

Para todos, Feliz navidad, bendiciones y mucha prosperidad en el año 2019